La idea

Imaginamos un mundo donde los rellenos sanitarios sean obsoletos y no sean una solución económica para la basura. Es cierto que todavía se necesita tiempo, pero estamos tomando nuestros primeros pasos en Cartagena. Estamos desarrollando un sistema de recolección, procesamiento y reuso de los residuos de vidrio. Estamos estudiando y desarrollando los mercados finales para nuestros productos de vidrio reciclado. Estamos construyendo asociaciones y colaboraciones para hacer que nuestro negocio sea rentable.

Lo que hacemos

Procesaremos el desecho de vidrio en productos con valor agregado para un uso en varias aplicaciones como la industria de construcción, el tratamiento del agua y la agricultura.

 

Diseñamos estrategias de gestión de residuos de vidrio y aconsejamos a negocios para abordar la sostenibilidad y sus problemáticas de gestión de desechos. Estamos enfocados en soluciones de recolección, procesamiento y distribución de productos de vidrio reciclado, específicas al contexto local de la costa caribe Colombiana.

La Misión de Lup

Aprovechar el potencial de la basura como recurso, aportando valor económico, oportunidades sociales y beneficios para el medio ambiente.

La Visión de Lup

Usando la economía circular convertiremos basura en bienes rentables y sostenibles, mientras promovemos el emprendimiento social y beneficiamos a las comunidades locales.

El Lugar

Cartagena, Colombia

Donde hay problemas...

Hay muy poca soluciones para desviar los residuos de los rellenos sanitarios, especialmente en la costa Caribe. El sistema de recolección es descentralizado y subutilizado. Los recicladores trabajando de manera formal o informal viven de la recolección de la basura pero en condiciones muy difíciles y con muy poco ingreso.

Cartagena es muy desigual tanto social como económicamente. Estimamos que 1 de cada 3 Cartageneros vive en situación de pobreza. Con la población que crece y el flujo de refugiados, la ciudad es testigo de un crecimiento de comunidades marginalizadas.

Debido a su belleza natural y arquitectónica, Cartagena es un destino turístico cada vez más popular. Eso genera también más basura, en un sistema ya sobrecargado. Paradójicamente, la basura en la ciudad y en las playas afecta la industria del turismo.

....siempre hay oportunidades!

Hay una red grande de recicladores apasionados y listos para unir fuerza. Las organizaciones medioambientales están activas y están empujando para reformas. Los ciudadanos y las empresas están más y más  conscientes de la importancia de la sostenibilidad.

Las condiciones para el cambio están llegando rápido a Colombia, empezando con la Responsabilidad Extendida del Productos (REP) y otras leyes para la protección del medioambiente.

Hay industrias en la zona de Cartagena que tienen usos sostenibles y rentables para los productos del vidrio reciclado que vamos a crear.

La Historia

Fundado en 2018, Lup Colombia (Lup) es la visión de las fundadoras Bénédicte Faure y Caitlin Oliver, quienes trabajaron primero juntas en una fundación medioambiental que Caitlin co-fundo en la isla Tierra Bomba. Lup es el resultado de su pasión compartida por la sostenibilidad y la creación de oportunidades sociales.